Nos encanta vernos bellas todos los días y el maquillaje es el mejor aliado para lograrlo. Cuando usamos un poderoso labial rojo y máscara de pestañas nos sentimos muy confiadas y listas para enfrentar cualquier reto.

Sin embargo, cuando contamos con un presupuesto ajustado, no podemos adquirir decenas de productos de marcas reconocidas para embellecer nuestro rostro. Afortunadamente, esta no es excusa para renunciar a los productos de belleza. Acá te traemos excelentes técnicas y tips para lucir hermosas mientras te ahorras un montón de dinero en maquillaje:

1. No compres desmaquillantes

Cambia el costoso desmaquillante por algún aceite natural. El favorito de muchas es el aceite de coco. Rinde mucho más que un desmaquillante tradicional ya que tienes que usar una cantidad mínima para retirar el maquillaje de tu rostro. Y al mismo tiempo estarás fortaleciendo tus pestañas. Si los usas durante un tiempo, notarás como crecen tus pestañas, estarán tupidas y muy voluminosas.

2. Escoge bien

Puede sonar lógico, pero si fallas en la selección del maquillaje perderás importantes sumas de dinero porque no puedes cambiarlos en la tienda. Esto es particularmente importante en la elección de la base y el polvo. Toma el tiempo necesario para explorar todas tus opciones cuidadosamente. Pregunta por productos de prueba para asegurar que es el tono que va acorde con tu piel.

3. No botes el cepillo del rímel

Lo que nos gusta de la máscara de pestañas no es el producto en sí, sino el cepillo. Cuando se acabe tu rímel favorito, guarda el cepillo y úsalo con otro producto más económico.

También puedes darle un uso diferente al cepillo, para ello debes lavarlo muy bien y se convertirá en el elemente perfecto para peinar y arreglar tus cejas.

4. No inviertas en rubores

Puedes sustituir fácilmente el rubor con un poco de labial rojo o rosado, dependiendo de la intensidad que quieras lograr. Le dará un tono agradable y muy glamuroso a tus mejillas sin gastar un centavo adicional.

5. Olvídate de los primers

Existen ciertos productos especiales para aplicar en nuestros párpados que mejoran el aspecto de los mismos e incrementan la duración de las sombras, conocidos en la industria como prebases o primers.

Sin embargo, no es necesario que los compres, ya que pueden llegar a ser muy costosos. Puedes usar tu base con el mismo propósito y obtendrás resultados similares.

6. No compres demasiadas sombras

Existen unas paletas inmensas de sombras costosísimas con demasiados colores. Lógicamente, no usarás todos los tonos. Tienes que saber cuáles son realmente los colores que usas más seguido y comprar una paleta de menor tamaño que los contenga.

7. Busca intercambiar productos con tu amigas

Pregúntales a tus amigas si tienen algún producto que no usen y los pueden intercambiar con los tuyos. Así ambas podrán renovar sus estuches de maquillaje de un modo muy económico.

8. No inviertas en delineadores

Puedes comprar un delineador en lápiz económico de cualquier marca. Si no es de buena calidad y no es lo suficientemente oscuro puedes usar el truco de calentarlo usando un encendedor antes de aplicarlo. Es uno de los trucos de belleza que realmente funciona. Tus ojos quedarán impactantes usando solamente un delineado barato.

9. No compres tantas brochas

Compra una brocha normal para aplicar el polvo. Podrás transformarla en una brocha multifuncional. Para lograrlo, toma un pasador o ganchito para el cabello con el que “aplastarás” la brocha. Así quedará con la forma perfecta para aplicar tu bronceador e iluminador.

También puedes comprar en una papelería un pincel angular estándar. Es mucho más económico que los que venden en las tiendas de maquillaje. Con este truco podrás mantener tus cejas impecables sin gastar mucho en una brocha para aplicarla.

10. Elabora tu propio labial

Comprar un nuevo labial puede significar un gasto importante. Si deseas cambiar el tono de tus labios, te recomiendo elaborar tu propio labial. Sólo necesitas… ¡gelatina! Los pigmentos que contienen son muy intensos, por lo que te durará muchas horas y tendrá ese acabado mate que a todas les encanta. Para hacerlo, mezcla la gelatina del color seleccionado con un poco de agua caliente y aplícalo en tus labios con los dedos. Así de fácil lograrás unos labios coloridos y diferentes.

¿Te animas a probar estos tips? Con estos sencillos consejos lucirás perfecta en cualquier ocasión, cuidarás tu apariencia y tu bolsillo.