Una de las tantas consecuencias del estrés es la ansiedad, y con este ritmo de vida que muchísimos llevamos, estamos expuestos a sufrir de esta derivación. Para que veas que no es algo que puede ser tomado a la ligera, mira este listado de consecuencias que trae el estrés. Lo más probable es que después de leerlo empieces a reconsiderar bajarle algunos niveles a tu acelerada cotidianidad.

Pero vamos a lo que nos compete, si estás leyendo esto es porque tal vez tú mismo estás sufriendo de este desorden por distintas razones (uno de ellos puede ser dejar de fumar). Quizá hayas tratado de sobreponerte bebiendo más agua o eres de los que han caído en las  múltiples tentaciones y decidiste que es suficiente, que ya no quieres seguir sucumbiendo ante esa ansiedad que te hace consumir muchas más calorías de las que necesitas para mantenerte saludable.

A continuación, conocerás a algunos alimentos que al añadirlos a tu dieta, te ayudarán a calmar ese monstruo que te susurra a cada momento al oído que debes comer, comer y seguir comiendo aunque en realidad no es hambre lo que sientas:

1.- Avena: este cereal tiene muchos beneficios para  la salud, y específicamente hablando de ansiedad, te ayuda a domarla debido al efecto de saciedad que causa en tu cuerpo. En las mañanas, antes de salir de casa, un desayuno nutritivo que te llenará de energía para todo el día y además te aportará fibra, estabilizará tus niveles de azúcar y evitará esos  constantes asaltos a la nevera.

2.- Pescado: esta carne blanca es absolutamente saludable y su composición hace que tu cuerpo se beneficie con el omega 3, previniendo enfermedades cardiovasculares, y lo mejor, es que también tiene un papel importante en la regulación de glucosa en sangre, lo cual incide en la ansiedad.

El pescado también contiene magnesio, un mineral que contribuye a la relajación, así como a combatir el estrés. Además es bastante versátil para su preparación y es bajo en calorías ¿Qué más puedes pedirle a la naturaleza?

3.- Frutos secos: puedes usarlos como snacks para esos momentos en que no aguantas las ganas de masticar algo, de esta manera lograrás hacer menos frecuente esa sensación de ansiedad en tu cuerpo.

Esto a la vez que consumes grasas favorables para el organismo, vitaminas, minerales, antioxidantes y proporcionan saciedad sin que tengas que ingerir grandes cantidades. Ten a mano algunas nueces, almendras, pistachos y/o maní en casa o en la oficina, sin duda sentirás la diferencia.

4.- Chocolate amargo: este delicioso alimento contiene beneficios para la salud, entre ellos, ayuda al cerebro a reducir la producción de cortisol, un neurotransmisor que influye en el estrés. De hecho, puede que estés sintiendo cambios en tu cuerpo y no tengas idea de qué se trata.

5.- Frutas: fresas y dátiles son buenas opciones para consumir cuando estás en la oficina a esa hora específica donde tu voluntad suele flaquear y quieres salir corriendo a asaltar una pastelería. Estas frutas aportan energía, algo de azúcar saludable, fibra, antioxidantes, así que siempre serán preferibles sobre cualquier alimento procesado que puedas encontrar.

Por otro lado,  hay más cosas que te ayudarán. Por ejemplo, consumir abundante agua, hacer ejercicio físico (al menos 30minutos al día) establecer horarios para las comidas, moderar el alcohol, evitar el cigarrillo y trata de no tener ningún tipo de vicios, ni adicciones ya que también influyen en los niveles de ansiedad.