Las infusiones son bebidas realizadas a partir de hojas, flores, raíces, semillas y cortezas de las plantas. Naturalmente, estas poseen ciertos olores que pueden variar en intensidad. Los gustos de las personas varían según las características de cada infusión.

Asimismo, muchas se elaboran colocando las plantas o hierbas en agua caliente, lo cual hace que la esencia en sí de la flor, semilla u otro, impregne el agua de ese sabor. Para tener un buen resultado, debe dejarse hervir para que el agua tome las propiedades de la planta, y por tanto, convertirse en la infusión.

Las infusiones se diferencian a su vez se diferencia de lo tés que ya vienen elaborados y que solo necesitan agregarse a la taza con agua caliente. El té es igualmente natural y elaborado por plantas. Hay tés de muchos tipos que son muy beneficiosos como el de chai, tal y como reseña Nutrición Sin Más.

Por muchos motivos, las infusiones han servido para calmar muchas dolencias. A continuación podrás conocer cinco problemas en los que las infusiones te pueden echar una mano.

1. Calmar los cólicos

Los cólicos son dolores estomacales, que frecuentemente se producen al acumular gases, pero pueden ser causados por otros motivos. No es un malestar que surja a una edad en específico, sino que podría darle incluso a un bebé recién nacido, por lo que es de mucha relevancia aprender a tratarlo.

Un tratamiento para ello es, en efecto, la infusión, que sirve como bebida para calmar los dolores e incluso puede llegar a eliminarlos dependiendo de la intensidad. Además, hay que tener en cuenta que si es para un bebé, debe dársele una cantidad pequeña de este líquido para no afectar su organismo.

2. Relajante

Muchas veces el trabajo, el hogar, los estudios y en general el día a día del ser humano puede causar mucho estrés, dolores, cansancio, migrañas, insomnio, entre otras. Pueden parecer malestares rutinarios, pero no es así: el devenir de eso puede llegar a ser perjudicial para el cuerpo y la mente.

Te puede interesar Cómo vencer el estrés de una vez por todas

Por esta razón, es fundamental atacar el problema lo más pronto posible, y esto puede hacerse con solo ingerir infusiones que ayuden a liberar las tensiones acumuladas en el cuerpo y, por tanto, poder recomponerse y no parar las actividades cotidianas.

3. Malestares gripales

Algo tan simple como una gripe puede afectar la jornada de cualquier persona y así perjudicar su calidad de vida, por lo que se recomiendan antigripales. Sin embargo, estos suelen contener diversos químicos, que sin darse cuenta pueden deteriorar la salud.

Para tratar estos casos, es recomendable consumir una bebida totalmente natural, lo que además aplacará su gripe desde la raíz, y no sólo momentáneamente. Para esto suele ser necesario tomar la infusión durante por lo menos tres noches.

4. Para bajar de peso

El peso adecuado es aquel que se establece mediante la edad que posea la persona, sumado a factores como la estatura y sus diferentes condiciones metabólicas. Sin embargo, es muy frecuente que muchas personas no estén en su peso ideal.

Cuando esto ocurre se recetan algunas rutinas de ejercicios y dietas, pero a veces parece esto no ser suficiente o que falta algo que lo complemente. Si es así, lo adecuado es buscar las alternativas naturales. Entre ellas, existen decenas de infusiones para bajar de peso de forma segura y efectiva.

5. Para la desintoxicación

La intoxicación puede producirse por diversas causas, como, por ejemplo, la alergia a algunos alimentos o por químicos. Es una situación de salud importante que debe atenderse de inmediato, dado que puede causar la inflamación de las venas y, por tanto, la circulación de la sangre empezaría a verse obstruida. Esto podría hacer que se presenten problemas mayores.

Te puede interesar ¿Qué es la sábila y que beneficios aporta?

Dada la inmediatez con la que debe ser tratado la intoxicación, lo recomendable es prepararse una infusión rápida y tomarla lo antes posible. Algunas de las plantas recomendables en esta situación son el saúco, el té verde, la cola de caballo, el diente de león, entre muchas otras opciones que pueden aplacar rápidamente la situación.

Como recomendación final, se precisa que si después de tomar el té se continúa intoxicado, debe consultar un médico para ver qué soluciones pueden emprenderse.