El aparato reproductor femenino está conformado por el útero y los ovarios, ambos componentes esenciales para brindarle a la mujer una vida optima y saludable.

Para cualquier mujer en la actualidad resulta indispensable saber cómo cuidar de ese sistema reproductivo; y como con cualquier otra área del organismo, el plan central para atenderlo se basa en tener una actividad física y sexual plena, mantenerse hidratadas y consumir los mejores alimentos. Este último punto cobra más importancia para prevenir enfermedades, si no nos crees consulta los mejores consejos dietéticos para el síndrome de ovario poliquísticos en Nutrición Sin Más.

La importancia de cuidar apropiadamente el aparato reproductor femenino radica en que si no se hace se corre el riesgo de afectar considerablemente el estilo de vida de las mujeres.

En el caso específico de aquellas que quieran convertirse en madres, sepan que llevar una alimentación adecuada puede aumentar sus probabilidades de concebir. Esto sobre todo si el método que utilizan para quedar embarazadas no es el tradicional, sino la fecundación in vitro u otros procedimientos.

Como sabemos que en ese tema en específico son muchas las mujeres que se encuentran batallando para conseguir quedar embarazadas y así formar una familia más completa, en este artículo las queremos ayudar. Eso lo lograremos presentándoles una serie de alimentos que les servirán para mantener sano el aparato productivo femenino, lo que sin dudas las beneficiará un montón en cualquier aspecto de sus vidas. Descubran cuáles son:

1. Fibra: Este es el primer nutriente que te debes asegurar de incluir en tu dieta si quieres gozar de un sistema reproductivo saludable, sobre todo en el caso del útero. La fibra la puedes encontrar en muchos alimentos como legumbres, verduras, frutas, granos enteros, entre otros. Cada uno de ellos posee grandes cantidades de la misma, además de muchos otros nutrientes.

El principal beneficio que te ofrecen estos alimentos es que evitan la formación de fibromas uterinos, además de también eliminar las toxinas que se almacenan en el cuerpo. La fibra en particular también resulta muy eficaz para disminuir los niveles excesivos de estrógeno. Para asegurarte los estos excelentes beneficios debes procurar que los alimentos sean 100% orgánicos, y también beber de 8 a 10 vasos de agua para ayudar a que la fibra se movilice exitosamente por el organismo.

2. Productos lácteos: Los alimentos como quesos, yogurt, leche, mantequilla e incluso varios vegetales poseen una alta cantidad de calcio y vitamina D que resultan esenciales para el mantenimiento de un útero saludable. Es importante que se consuman debido a que la vitamina D por sí sola no ejerce mayores beneficios, pero al absorber el calcio permite mantener saludable las paredes uterinas.

3. Salmón: Una de las principales afecciones que sufre el útero cuando se ve contraído es que se mueva de lugar y quede atrapado en una posición no deseada, además de dolorosa. Este suceso se da producto de las hormonas prostaglandinas, las cuales si no son controladas pueden prestar muchos factores contraproducentes. Para mantenerlas bajo control el consumo de ácidos grasos es esencial, eso quiere decir el omega-3 muy presente en peces de agua fría como el salmón.

4. Frutas y verduras: Si Bien las mencionábamos anteriormente debido a su alto contenido en fibra, en este apartado las destacamos porque contienen muchos más nutrientes imprescindibles para mantener a los ovarios más saludables. La vitamina C en particular resulta ser una fuente inagotable de antioxidantes que ayudan a mantener óptimos los tejidos que se encuentran en los óvulos, y en caso de daños de los mismos también ayudan a que se regeneren.

5. El aceite de ricino: Puede que no sea el alimento más delicioso de todos los que aquí te hemos presentados, pero sin dudas sus cualidades valen la pena su ingesta. Este aceite contienen muchos nutrientes que fortalecen el sistema inmunológico de las personas, lo que en el caso de las mujeres se traduce como menos probabilidades de sufrir infecciones en el aparato reproductor.

6. Frutos secos: Los ácidos grasos que se encuentran en las almendras, nueces, pistachos y demás son una fuente estimulante del colesterol bueno. Esto hace que la circulación de sangre que recorre el aparto productor femenino no traiga consigo toxinas que pueden resultar perjudiciales en muchos casos; como por ejemplo al momento de gestación del bebé.

Recuerda que llevar un vida sexual activa puede resultar muy beneficioso para la salud de tu aparato reproductor, por lo que para incentivarlo te recomendamos que pruebes los alimentos afrodisiacos que Nutrición sin más te presenta que, sin dudas, aumentarán tu libido.