De acuerdo a Nutrición Sin Más, la principal razón por la cual la humanidad está más obesa y enferma que nunca son los alimentos poco saludables. Y, sorpresivamente, muchos de ellos son considerados beneficiosos por mucha gente.

Las barras proteicas

Es verdad que tienen fibras, pero no dicen que tienen: suero (sobrante de la leche en la elaboración del queso) y proteínas de soya añadidas. También contienen muchos edulcorantes, incluyendo alcoholes de azúcares que pueden causar malestares estomacales, y jarabe de maíz de alta fructosa.

“Jugos de fruta”

Los jugos de fruta son considerados instantáneamente como saludables considerando su origen vegetal. Pero lo cierto es que la mayoría de los jugos que se adquieren en los supermercados no están hechos de fruta.

Muchas veces, incluso, no hay ni una pizca de fruta en ellos, sólo químicos que imitan su sabor. Lo que se consume es, en resumen, agua azucarada con sabor a fruta.

Te puede interesar Cuáles son las frutas que no engordan

Pero, más allá de eso, incluso si se consume jugo 100 % natural, sigue siendo una mala idea. Al jugo de frutas se le ha quitado la mejor parte de la fruta (como las fibras) y sólo permanece básicamente el azúcar.

De hecho, el jugo de frutas contiene una cantidad similar de azúcar a la de una bebida endulzada.

Edulcorantes

Los edulcorantes o sustitutos del azúcar son los primeros productos en aparecer en la lista de nuevos hábitos cuando se quiere perder peso. El pensamiento general de que este tipo de endulzantes, como el aspartamo o la sacarina, adelgazan o son buenos para la salud es totalmente erróneo.

Te puede interesar 7 dietas novedosas que casi nadie conoce

El aspartamo ha sido calificado por numerosos estudios de peligroso e incluso cancerígeno. Pero además de no ser el mejor aliado para nuestra salud, no ayuda a adelgazar. Un informe sostiene que consumir este tipo de edulcorantes fomenta el aumento de peso y problemas de hipertensión.

Si decides eliminar de tu dieta el azúcar refinado tu mejor aliado serán los endulzantes naturales, como la miel, y algunos otros edulcorantes naturales que te mostramos en Nutrición Sin Más.

Granola

El mito más grande a romper es pensar que este alimento es saludable. ¿La razón? Tiene más azúcar de lo que te imaginas, además, una taza puede tener más de 500 calorías. Si a eso, se le suma el yogur, leche y frutas con el que suele combinarse, estarías comiendo una mini bomba de calorías. Lo recomendable es buscar una libre de azúcar y fructuosas y medir las porciones.

Pasta refinada

La pasta es una de las bases de la alimentación de muchos deportistas. No obstante hay que tener cuidado con ella. La mayor parte de la pasta que consumimos es la refinada. Esta pasta está compuesta por hidratos de carbono simples, que si no son metabolizados rápidamente por nuestro organismo se convertirán en grasa.

Para consumir pasta sana de verdad tendremos que recurrir a la pasta refinada, compuesta por hidratos de carbono complejos que se van metabolizando poco a poco en nuestro organismo y nos proporcionan energía a largo plazo.

Algunos aceites vegetales

Los aceites vegetales son aquellos que se extraen de las plantas. A priori son aceites que son más sanos que los aceites animales, pero tenemos que tener cuidado con algunos de ellos.

Te puede interesar El aceite de coco, ¿es bueno o malo para tu salud?

El ejemplo más evidente que tenemos actualmente es el aceite de palma. Es un aceite vegetal con una gran cantidad de ácidos grasos saturados nada saludables para la salud. El problema que tiene este aceite es que se encuentra en muchos alimentos que consumimos habitualmente (cremas de cacao, galletas, cereales…).

Los aceites vegetales más sanos que podemos consumir son los de oliva y de girasol.

Yogurt con sabores y frutas

De entre toda la amplia variedad de yogures, la opción más saludable es el griego sin azúcar añadido. Los sabores y frutas añadidos siempre contienen algún componente industrial que te puedes ahorrar simplemente comprando el yogurt griego por un lado, la fruta fresca por otro, y haciendo tu propia mezcla.

Como podemos ver, en la actualidad por nuestra forma de vida utilizamos alimentos que creemos que son 100% naturales pero no lo son ya que aportan en él azucares añadidos, altos niveles de sodio, aditivos, los cuales si los consumimos con frecuencia y en altas cantidades pueden ser perjudicial para nuestra salud.