¿Has escuchado hablar del aceite de coco? Actualmente se ha puesto de moda al considerarlo un “superalimento” por sus propiedades beneficiosas a la salud. Pero, ¿realmente sabes cuáles son las ventajas y desventajas de su uso? ¿Qué dicen las investigaciones de este producto? Según Nutrición Sin más, hay muchísimos usos que puedes darle al aceite de coco.

Entre los beneficios tenemos:

Un sustituto saludable

El aceite de coco puede ser usado en lugar de la mantequilla, margarina o manteca vegetal por su alto contenido de triglicéridos de cadena media (TCM) que se digieren mejor y no se acumulan en forma de grasa en el cuerpo.

El cuidado de piel

El aceite de coco es un excelente aceite del masaje para la piel también. Actúa como un humectante eficaz para todo tipo de piel, incluyendo piel seca. El beneficio del aceite de coco en la piel es comparable a la del aceite mineral. Afortunadamente, a diferencia de aceite mineral, es imposible tener efectos adversos secundarios sobre la piel si aplicamos el aceite de coco. Por lo tanto, el aceite de coco es una solución segura para prevenir la sequedad y descamación de la piel.

También retrasa la aparición de arrugas y flacidez de la piel que normalmente acompañan el envejecimiento. El aceite de coco también ayuda en el tratamiento de diversos problemas de piel como psoriasis, dermatitis, eczema y otras infecciones de la piel.

Por esa misma razón, el aceite de coco forma el ingrediente base de diversos productos para el cuidado corporal como jabones, lociones y cremas que se utilizan para el cuidado de la piel. El Aceite de coco también ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro y enfermedades degenerativas debido a sus propiedades antioxidantes conocidas.

Cuidado del cabello

Diversos estudios han demostrado que el aceite de coco ayuda a mantener las proteínas del cabello protegiéndolo contra daños. Para ello puedes usar algunas cucharadas de aceite de coco hasta cubrir todo el cabello, masajear y dejarlo toda la noche. También queremos enseñarte las vitaminas que ayudan al cuidado del cabello en Nutrición Sin Más.

Inmunidad

El aceite de coco también es bueno para el sistema inmunológico. Lo fortalece porque contiene lípidos antimicrobianos, ácido láurico, ácido cáprico y ácido caprílico que tienen propiedades antibacterianas, antifúngicas y antivirales.

El cuerpo humano convierte el ácido láurico en monolaurin y la investigación ha apoyado como una forma efectiva de lidiar con los virus y las bacterias que causan enfermedades como la gripe, herpes, citomegalovirus e incluso VIH. El aceite de coco ayuda a luchar contra las bacterias dañinas como listeria monocytogenes y helicobacter pylori y perjudiciales protozoos como giardia lamblia.

Entre las desventajas tenemos:

Causas trastornos metabólicos

Según una serie de estudios, el consumo de aceite de coco sin refinar e hidrogenado tiene consecuencias en nuestra salud, provocando diversos trastornos metabólicos.

Básicamente, el proceso de hidrogenación libera una gran cantidad de grasas trans en el aceite. También aumenta el nivel de azúcar en la sangre. Esto conduce a problemas tales como la diabetes, resistencia a la insulina, entre otros.

Conduce a reacciones alérgicas

Efectos del aceite de coco en la piel pueden causar reacciones alérgicas que son bastante comunes.

Si incluye en su dieta regular o atenemos sólo para su aplicación tópica, hay muchas posibilidades de que desarrolle algunas menores a moderadas alergias. Algunas de ellos son erupciones, hinchazón, picazón, urticaria, náuseas, vómitos, falta de aire.

Las enfermedades del corazón se desarrollan

Cuando ambos niveles de la presión arterial y el colesterol suben, nos convertimos en sujetos propensos a desarrollar enfermedades cardiovasculares fatales. El aceite de coco al ser grasa saturada hace que el flujo de la sangre dentro de los vasos sanguíneos sea lento, y así la probabilidad de tener un coágulo de sangre se vuelve significativamente mayor.

Puede terminar obstruyendo las arterias en el corazón, causando enfermedades mortales tales como ataque al corazón, derrame cerebral e incluso la muerte. Este es el efecto secundario más grave del aceite de coco que debes tener en cuenta.

Recuerda que siempre es importante conocer los pros y contras de todos los alimentos que consumes, especialmente los nuevos o los que están de moda, y no dejarte llevar por las primeras opiniones o comentarios que puedan surgir.

La próxima vez que te ofrezcan algo que sea tan bueno que parezca casi milagroso te recomiendo que busques más información para que estés seguro de lo que estás consumiendo.