Vivimos en una sociedad que te presiona si no eres delgada, por eso te sometes a un sinfín de dietas para perder peso y complacer a los demás, y lamentablemente dejas de lado lo que a ti te hace feliz.

Descubre los secretos para ser feliz aquí.

Pero, ¿quién te complace a ti? ¿Quién cambia para encajar contigo? ¡Tristemente, nadie lo hace! Al final, lo que importa es sentirse bien consigo misma y tratar de ser una mejor persona cada día. Una talla no define a la gente, lo hacen sus acciones. Así que no te tortures por tener unos kilitos de más, preocúpate por amarte tal cual eres.

Si no sabes cómo empezar a trabajar en la aceptación de tu cuerpo, toma nota de los siguientes consejos.

1. Rodéate de gente positiva

Las personas que de verdad te aman, nunca tratarán de lastimarte. Todo lo contrario, querrán enaltecer tus cualidades para hacerte sentir feliz. Así que aléjate de todo aquél que te critique de manera destructiva y rodéate de gente que se interese en lo que tienes en tu interior.

Aquí puedes leer algunos indicadores para diferenciar a la gente positiva y negativa.

2. El cuerpo perfecto no existe

Aunque la sociedad quiera imponer una talla, no quiere decir que esté en lo correcto. Hay muchas mujeres delgadas e infelices porque tienen que estar día a día luchando para no subir ni un gramo. El cuerpo perfecto no existe, porque así como cada uno piensa diferente, cada uno nació con características fenotípicas distintas.

3. No te tomes nada en serio

Por tu propia salud mental, lo mejor es que ignores lo que la gente diga para hacerte sentir mal. Ten en cuenta que las personas que viven criticando a los demás, son las que tienen más complejos. No importa que tanto se burlen de tus kilitos, no les pagues con la misma moneda. ¡Sé un ejemplo de educación!

4. No tengas miedo de mostrar tu cuerpo

No sientas vergüenza de practicar alguna actividad porque verán tu cuerpo. Aunque no lo creas, hay muchas personas que no están pendientes de cómo lucen los demás. Si te gusta alguien, no tengas miedo de demostrarlo, ¿qué vas a perder? Ser delgada no es un requisito para encontrar pareja, de hecho cada quien tiene gustos totalmente distintos. ¡Así que no te aflijas, actúa con tranquilidad!

5. Ama tu cuerpo

Esto puede ser algo difícil de hacer y que toma tiempo. Si aceptas y amas tu cuerpo, desentonarás entre el montón, ya que no hay nada más atractivo que una mujer segura de sí misma. Mira tu cuerpo frente al espejo y no te busques defectos, en vez de eso, piensa que es el único cuerpo que tienes y que depende de ti ser feliz o no. ¡Nadie te amará, si tú no te amas primero!

6. Sé una mejor persona

No gastes energías en sufrir por tu cuerpo, invierte toda esa energía en ser mejor. Ayuda a los menos necesitados y sé amable con el prójimo. Sé la persona que cualquiera desearía tener como amiga, no importa cómo ni quien decidas ser, asegúrate de ser mejor de lo que eres ahora.

7. Acepta que no te vas a sentir bien siempre

Es normal que un día nos levantemos de la cama y sintamos que somos fabulosas, sin embargo, hay días donde odiamos nuestro cabello y todo nos parece terrible. Cada vez que esto suceda, recuerda que es sólo un mal día y que posiblemente mañana te sentirás mejor.

8. Usa ropa adecuada

No a todas les luce el mismo estilo de ropa, por ello debes buscar la que mejor se adapte a ti. No importa para nada que tengas unos kilitos de más, siempre habrá prendas que harán resaltar tus curvas y tus encantos. Mantén tu cabello impecable y córtalo con frecuencia, también mantén tus uñas limpias. ¡Dedícale tiempo a tu apariencia personal, verás cómo eso te hará sentir mejor!

9. Mantén una vida activa y saludable

Una dieta saludable y la práctica diaria de ejercicios te ayudarán a tener un cuerpo saludable. Tener unos kilitos de más es nocivo cuando tienes una vida sedentaria, porque la falta de movimiento y la mala alimentación pueden causar problemas cardiovasculares a tu salud. No se hace ejercicio para perder peso, sino para tener un cuerpo sano y fuerte.

La verdadera belleza no reside en el físico, sino en tu parte humana. No te preocupes por no encajar con los demás, ya que las personas correctas siempre llegarán a tu vida por sí solas.