La obsesión por adquirir los últimos productos de belleza nos atrapa a todas en nuestras ganas de lucir bellas. Probamos los últimos productos que rejuvenezcan nuestra piel, las últimas fragancias del mercado o hacemos usos de planchas y rizadores para que nuestro cabello se vea bonito.

Pero tranquila, todo este esfuerzo en tu tiempo y en tu bolsillo no es necesario para destacar tus rasgos más atractivos: tu belleza natural. Con estos simples trucos puedes sacar partido a tu feminidad y resaltarla sin hacer uso de tantos productos que esconden tu verdadero encanto.

Cabello joven

Cabello joven

¿Recuerdas lo sano y bonito que lucía tu cabello de niña? Olvídate de las planchas y rizadoras y luce tu cabello al natural. La plancha elimina mucho brillo de tu cabello al resecarlo y la rizadora puede llegar a quemar el pelo si no haces buen uso de ella.

Con la llegada del verano, olvídate del secador también y déjalo secar al aire libre. Si deseas el liso de la plancha, sustitúyelo por un buen sérum alisador o una gotita de aceite de medios a puntas, y si lo que quieres es el volumen, dale solamente una última pasada con el secador a tu cabello manteniendo la cabeza hacia abajo. Si quieres apostar por unas ondas naturales, duerme con una trenza al acostarte.

La mejor estrategia para lucir la textura natural de tu cabello a la vez que lo cuidas es acondicionar tu cabello con un chorro de vinagre diluido en agua en las puntas que hidrate tu cabello, y un chorro de agua bien fría para aclararlo y resaltar su brillo.

Si lo que deseas es un cabello más clarito sin tener que cambiar su color natural, recurre al champú de camomila para niños con el que lucirás unos reflejos dorados sin tener que pasar por la peluquería. Si, por el contrario, quieres un moreno oscuro, prueba los champús de henna.

Aceite de coco

Fragancia corporal

Apuesta por un olor fresco y natural de tu cuerpo sin tener que taparlo con los perfumes. Estos contienen distintos productos químicos que modifican tu fragancia corporal. Para resaltarla, utiliza la pastilla de jabón tradicional al ducharte ya que mantiene el aroma durante más tiempo que los geles de ducha en bote. Al salir de la ducha, date un buen masaje con aceite de coco para hidratar la piel a la vez que la aromatizas. Así, podrás disfrutar de un olor natural y agradable sin que tu bolsillo sufra con la compra de perfumes.

Rotro reluciente

Rostro reluciente

El mejor rejuvenecedor posible es un buen descanso. Intenta no estar hasta tarde viendo la televisión o consultando las últimas noticias en las redes sociales, y acuéstate temprano. Tu piel te lo agradecerá enormemente. Recuerda eliminar cualquier resto de maquillaje antes de ir a la cama para dejar que la piel respire y así evitar cualquier granito inesperado al despertarte. Si duermes un mínimo de 7 horas diarias no necesitarás crema antiarrugas o iluminador en tu rostro ya que este lucirá fresco y resplandeciente.

Y no te olvides de la alimentación haciendo uso de todos los antioxidantes que encontrarás en frutas y verduras con los que prevendrás enfermedades mientras te ves bellas, y no te olvides beber mucha agua cada día para mantener la hidratación natural de tu piel.

Mirada seductora

Mirada seductora

Si no eres una experta en los miles de trucos con el eyeliner y las sombras de ojos o no tienes tiempo por las mañanas, recurre a una buena depilación de cejas. Estas influyen de una manera notable en tu expresión facial y, según su forma, puedes resaltar lo mejor de tu cara. Así, si tienes una cara redonda destacarás su inocente expresión con unas cejas arqueadas, o si tu cara es ovalada, lucirás la esbeltez con una cejas rectas. Recurre a una peluquería o centro de depilación para que te orienten y recuerda mantener tus cejas cuidadas y con una correcta depilación.