Muchas personas suelen preferir aquellos suplementos que les permitan quemar grasas. Sin embargo, no todas las opciones que se encuentran en el mercado son eficaces, ni seguras.

De acuerdo a investigaciones realizadas por Nutrición Sin Más, existen alimentos que verdaderamente han demostrado generar pérdida de grasa en el organismo, así como también poseen la maravillosa capacidad de aumentar el metabolismo.

Es por ello que el día de hoy queremos compartir contigo la opción más saludable que puedas encontrar, las frutas, haciendo énfasis en aquellas que puedes comer sin culpa, ya que no incrementarán tu peso.

Dieta de frutas para perder peso

Es un hecho el que se pueda adelgazar comiendo frutas, pues existen grupos de ellas que poseen un valor calórico que no compromete el equilibrio que debe existir en el peso de una persona, y que además generan sensación de saciedad.

Adicionalmente, las frutas que te mostraremos poseen propiedades que ayudan a depurar tu organismo, y que además poseen poderes antioxidantes.

Estas frutas que te presentaremos poseen todo los elementos necesarios para que pierdas peso, y podrás tener una mejor actividad celular, en tanto que dichas frutas poseen agua, fibra, vitaminas y minerales.

Todos los grupos de frutas no son iguales, pues cada una posee sus particularidades, por lo que algunas frutas, tales como las cerezas o las uvas, sólo se recomiendan para ser consumidas en cantidades no superiores a una taza, ya que debido a su tamaño es fácil olvidar la cantidad consumida, así como las calorías ingeridas.

Existen otras frutas que no se recomiendan, estas son el higo, el plátano, la palta y el coco, debido a que poseen más calorías. Quienes desean perder peso no deben ingerirlas, sino que lo recomendable es reemplazarlas por otras.

Propiedades adelgazantes

Las frutas poseen propiedades que de por sí contribuyen a la pérdida de peso, como por ejemplo:

  • Son bajas en calorías: lo cual te permite consumir suficiente cantidad sin que esto sea un problema para tu peso.
  • Hacen sentir saciedad: sobre todo cuando ingerimos la cáscara, así que esto es grandioso cuando queremos combatir la ansiedad.
  • Tienen propiedades depurativas: debido a que contienen un porcentaje significativo de fibra, que permite que el organismo se libere de sustancias dañinas, por lo que vas perdiendo peso y también lograrás desintoxicarte.
  • Contribuyen a mejorar el tránsito intestinal: lo cual permite que los desechos sean eliminados y no padezcas de estreñimiento.
  • Tiene poder antioxidante: y esto impide que se formen los radicales libres, así que tu metabolismo mejorará y podrás quemar grasas de manera más fácil, además que te generará una ganancia adicional, tu piel lucirá tersa e impecable.

Las frutas que te ayudan a perder peso:

Entre las frutas que permiten adelgazar se encuentra la sandía, el melón, la piña, naranja, toronja, mandarina, manzana, papaya, arándanos, cerezas, fresas, frambuesas, uvas (no más de una taza), la pera, el kiwi, melocotón, damascos y la ciruela.

En el caso de la sandía, esta no sobrepasa las 30 calorías por cada 100 gramos, por lo cual podría decirse que su nivel calórico es muy bajo, además que concentra abundante agua. Quienes deseen adelgazar pueden incluir esta fruta entre su plan dietético, ya que además es diurética.

La toronja también es una fruta que posee un porcentaje alto de antioxidantes y es una gran opción depurativa. Por cada 100 gramos el aporte calórico es sólo de 33 calorías, además de poseer abundante fibra.

La fresa es otra de las opciones más saludables que se pueden conseguir en el mercado, y que poseen muy pocas calorías. Quienes estén en un régimen dietético para perder peso, sin duda pueden considerar incluirlas, ya que por cada 100 gramos sólo se consumen 30 calorías.

Esta fruta puede consumirse en la hora de las meriendas, además que son beneficiosas para el organismo debido a todas las vitaminas y minerales que posee.

Una dieta a base de frutas

Muchas dietas diseñadas para perder peso toman como ingrediente principal las frutas, ya que estimulan la pérdida de grasa. Por ejemplo, hay quienes siguen la dieta de la manzana, por medio de la cual buscan observar resultados rápidos. Esta fruta resulta ideal por ser saciante y quemar grasa.

En cambio, otras personas prefieren seguir la popular dieta de la piña, pues los resultados pueden observarse a partir del tercer día, debido al poder depurativo y los efectos diuréticos que posee la piña. También es posible aprovechar su cáscara y obtener agua con un sabor delicioso, tras endulzarla con alternativas al azúcar por supuesto.

Consumiendo estas frutas es posible aprovechar todos los beneficios de sus propiedades para nuestra salud, así como perder peso.