Cada día aparecen un mayor número de anuncios publicitarios mostrando un ideal de belleza que muchas mujeres desean alcanzar. Es ante ello que surge la duda sobre cuál es la mejor dieta para seguir, cuál entre tantos suplementos y quemadores de grasa, son los que verdaderamente funcionan.

No obstante, antes que empieces a consumir cualquier tipo de suplemento, vale la pena preguntarse, si estos realmente funcionan: ¿por qué existe tanta población con sobrepeso?

Los suplementos son píldoras entre cuyos ingredientes se cuentan algunos naturales, tales como: efedra, Chitosa, HCA y piruvato. El propósito de tales componentes es, aparentemente, lograr un aumento en los niveles de energía, logrando que el metabolismo sea estimulado, y por supuesto, disminuir el apetito. No obstante, no es fácil determinar si realmente alguno de ellos funcione.

Muchas veces, estos suplementos poseen sustancias adicionales para lograr la pérdida de peso. Bien pueden encontrarse solos o en compañía de otros ingredientes y se ofrecen al público como quemadores de grasa.

Por ejemplo, muchos suplementos, elaborados para obtener la pérdida de peso, poseen ingredientes como la L-carnitina, la cual se vende como un quemador de grasa, aunque es producida de forma natural por nuestro cuerpo, y podemos obtenerla a través de la ingesta de carne, aves, pescado, y productos lácteos.

La función de la L-carnitina es proveer ayuda al organismo para hacer llegar ácidos grasos hasta los músculos. Sin embargo, de mayor ayuda sería poder quemar grasa sobrante. No obstante, esto no lo hace de acuerdo a lo esperado. Por ello, el ingerirlo como un suplemento, no equivale a que verdaderamente se haya producido la quema de grasa.

Por ello, lo más importante al momento de querer perder peso es apegarse a una alimentación que sea saludable, y acompañarla de actividades físicas.

Grandes resultados en poco tiempo, ¿es posible?

Debemos tener presente que dichos suplementos, ninguno de ellos, no son pastillas mágicas que lograrán grandes resultados de un día para otro. Pues, los cambios favorables que deseamos ver en nuestro cuerpo va a tomar tiempo, ante lo cual debemos invertir esfuerzo y tener paciencia.

La mayor parte de los productos que encontremos, y que aseguren ofrecernos cambios significativos, en períodos de tiempo increíbles, en realidad no nos van a  proporcionar los resultados que estamos esperando. Y si llegamos a ver algún cambio, tal vez no sea lo suficientemente duradero.

Muchas veces, también sucede que deseamos perder volumen, especialmente para la época del verano, pero esto no es lo mismo que perder peso. Por ello, haciendo uso de suplementos para la pérdida de peso, probablemente no alcanzaremos lo que deseamos.

Pues, perder peso puede relacionarse con la quema de masa grasa, así como con perder líquidos, y por ello, perder peso no es lo mismo que tener menos volumen. Mucho menos significa alcanzar el cuerpo que nos venden en las revistas.

Muchas mujeres deseamos un cuerpo que tenga poco porcentaje de grasa y que esté tonificado. Sin embargo, aunque un régimen dietético y algunos suplementos puedan ayudarnos a perder kilos extras, la verdad es que nunca lograrán que nuestros músculos estén tonificados, ya que esto se logra es a través del ejercicio.

¿Te han funcionado realmente los suplementos o ha sido tu esfuerzo?

Muchas mujeres quizás lleguen a afirmar que tomando algún suplemento en específico, han logrado adelgazar, y tal vez lo hayan logrado verdaderamente. Sin embargo, vale la pena considerar si dicha pérdida de peso -o volumen- se ha producido solamente por la ingesta del suplemento, o más bien por cambios introducidos en el estilo de vida.

Muchas veces, cuando comenzamos a ingerir suplementos para perder peso, de igual forma tomamos la decisión de alimentarnos de manera más saludable, hacer más ejercicio, consumir más agua, entre otros. Entonces, vale cuestionarse qué ha producido realmente los cambios, puesto que tal vez hayan sido los nuevos hábitos adquiridos en lugar de los suplementos por sí solos.

Entonces, ¿pueden funcionar o no?

La conclusión a la cual podemos llegar, es que los suplementos pueden funcionar, y de hecho pueden convertirse en una gran ayuda, pero no por sí solos, sino siempre y cuando estén acompañados de hábitos que sean saludables, y que podamos mantener en el tiempo.

Por ejemplo, además de tener paciencia y ser constantes, también es importante la alimentación saludable, descansar suficiente, así como practicar ejercicios de forma regular. Pues, muchos productos que se venden para perder peso, en realidad no funcionan, poseen efectos poco deseables, y en el peor de los casos, pueden incluso ser peligrosos para nuestra salud.

Confiar en un sólo producto para perder peso, no es suficiente, dado que debemos realmente aprender a tener hábitos saludables para toda la vida. Todo lo demás pudiese producir cambios, pero temporales, y luego además de recuperar el peso perdido, podría incluso añadirse más, ya que los productos no suelen promover una dieta saludable.

El verdadero secreto para tener el peso ideal para cada quien, es mantener una dieta que sea saludable, y hábitos beneficiosos, lo cual a su vez se traducirá en una mejor salud, de forma general.